Skip to main content

La historia de nuestra empresa: tradición desde hace casi 500 años.

Una historia llena de cambios, impulsada, no obstante, por la continuidad, caracteriza a la empresa familiar industrial más antigua de Alemania.

Comienza la historia de Prym.

Wilhelm Prym became an independent goldsmith in Aachen, starting a chain of events that would lead to the Prym Group. Kerstgen Prym, presumably Wilhelm Prym’s son, was running a brass workshop in Aachen’s Kölnstrasse by 1559. Its proximity to the major zinc ore deposits in the region offered the Pryms ideal conditions for brass production.

Stolberg, el comienzo de la historia de Prym

La familia protestante Prym, dedicada a la maestría del cobre, pierde sus derechos gremiales en la católica Aquisgrán. Christian Prym se traslada al cercano municipio de Stolberg con toda la familia en busca de un futuro mejor. Se instala en Dollartshammer, lugar donde se ubica hasta la actualidad la sede de la empresa.

Los lazos familiares caracterizan la historia de Prym

Al igual que sus hermanas Maria y Sara, Christian Prym también se incorpora por matrimonio a la familia Peltzer, una de las familias de maestros del cobre más importantes de la zona. Estos matrimonios dentro del «sector» se convierten en tradición, ya que las confesiones unen y apenas hay protestantes de otros oficios en el Stolberger Tal.

Cambian las condiciones de producción

A finales del s. XVIII, unos 140 hornos producen en Stolberg alrededor de 40 000 quintales del metal amarillo, los cuales se procesan en más de 100 herrerías, molinos y trefilerías. Sin embargo, en 1832 solo se producen 1100 quintales. El cambio de las condiciones de producción, debido al exitoso tratamiento del cinc, provoca la decadencia del oficio del latón en Stolberg. A mediados del s. XIX solo quedan 20 hornos activos y la familia Prym cuenta únicamente con un puñado de empleados. Sin embargo, los Prym actúan con inteligencia: además de los laminados y los filamentos procedentes de las aleaciones de cobre, comienzan a fabricar los primeros productos de latón.

La producción en masa determina la historia de Prym

Bajo el liderazgo de William Prym (1811-1881), la empresa, rebautizada en su honor, disfruta de una nueva era dorada. Su hijo Heinrich August Prym (1843–1927) realiza una formación profesional en Birmingham e introduce en Alemania la producción de artículos de mercería metálicos utilizando máquinas gracias a los conocimientos adquiridos en el extranjero. Además, también es pionero en otro sentido: poco antes de su fallecimiento en 1927, crea una fundación destinada a ayudar a familiares de difuntos, enfermos, personas incapacitadas para el trabajo y jubilados.

El ciervo con la aguja en la cornamenta

Las marcas «Prym» y «Prym’s Zukunft» (el futuro de Prym) son las responsables de que hoy en día se considere a Prym pionero en mercadotecnia. Se trata de auténticos artículos de marca, mientras que el ciervo del escudo familiar –con una aguja en la cornamenta– se convierte en el símbolo de uno de los artículos de costura más conocido. Por otra parte, la empresa se extiende a Austria. En 1887 se mantienen negociaciones para adquirir un taller de laminado en la Baja Austria. Prym recibe el permiso comercial para la «producción en fábrica de artículos de costura».

El botón a presión en la historia de Prym

El nieto de William Prym, Hans Friedrich Prym, promueve un avance decisivo para la empresa: mejora con la introducción de un resorte y patenta el botón a presión inventado por Heribert Bauer. Por este motivo, Hans Prym y su padre Heinrich August Prym reciben el nombramiento de ciudadanos honorarios de la ciudad de Stolberg.

El botón a presión de Prym conquista el mercado

La demanda del práctico e «imprescindible» botón a presión no cesa de crecer. Se pone en marcha la primera máquina que puede introducir el resorte de forma automática.

La historia de Prym y la confusión de la Segunda Guerra Mundial

A pesar de la ausencia de encargos, Hans Prym moderniza la fábrica de laminados de latón construida antes del cambio de siglo en Stolberg. Durante la Segunda Guerra Mundial, además de laminados, la empresa fabrica álabes de turbinas y otros materiales importantes para la guerra. Una vez finalizada esta, la familia y la empresa pierden considerables activos, entre otros lugares, en Berlín, Dresde y Langenberg, pero también en Austria y Polonia. No fue hasta 1960 cuando Hans Prym logró readquirir todos los centros de producción, bienes raíces y derechos en Austria.

Una gran empresa que permanece en manos de la familia

Prym dispone del mayor número de empleados de su historia hasta la fecha: 4000 personas se ganan el pan en la empresa de Stolberg o en sus filiales.

15 millones de botones a presión para el mundo

Prym produce unos 15 millones de botones a presión diarios. Alrededor de 3300 personas trabajan para Prym en todo el planeta. Hace mucho que la empresa aumentó su cartera de productos de artículos de costura y manualidades a los accesorios para el sector de la ropa y a técnicas de materiales y superficies, así como a elementos de unión mecánicos y para las industrias automotriz y electrónica.